PRÓTESIS DE PENE

¿Qué es la disfunción eréctil? 

Las prótesis de pene son dispositivos de implantación quirúrgica utilizados para corregir el mecanismo de erección, en aquellos pacientes que no responden a ninguno de los tratamientos médicos disponibles. Se suelen colocar mediante abordaje quirúrgico escrotal y se consideran tratamientos definitivos e irreversibles para corregir el mecanismo de disfunción eréctil.

Las prótesis suelen tener una vida media de 10-12 años, posterior a lo cual precisará de recambio. En líneas generales son tratamientos con muy buena recuperación y con una alta tasa de satisfacción a medio y largo plazo, en torno al 90% tras cinco años de la intervención. Es importante destacar que las prótesis no alargan el tamaño del pene, de hecho se colocan según el tamaño de cada paciente, ya que lo que se repara con esta técnica es el mecanismo de la erección.

¿Qué típos de prótesis existen? 

Existen distintos tipos de prótesis disponibles en la actualidad:

  1. Prótesis maleables: estas prótesis constan de dos cilindros de silicona con un esqueleto rígido pero maleable en su interior. Cada cilindro se introduce en los cuerpos cavernosos, luego de realizar la apertura de los mismos, quedando con la consistencia necesaria para llevar a cabo una penetración. El inconveniente de estas prótesis es que el pene se mantiene constantemente rígido, pudiendo solo modificar su posición. No obstante, presenta dos grandes ventajas: son más económicas y fáciles de utilizar, dado que no es necesario activarlas y desactivarlas. El postoperatorio y la recuperación suelen ser también más rápidas.
  2. Prótesis hidráulicas: En estas prótesis los cilindros son huecos y, mediante un mecanismo hidráulico, éstos se rellenan de suero para conseguir la erección. Requieren de una adecuada destreza manual en las personas que la vayan a usar para activar y desactivar la prótesis. Según la complejidad del mecanismo, pueden ser:
  3. a) de dos componentes: Los cilindros se unen con una bomba que se encuentra alojada en el escroto. Cuando el paciente presione la bomba, el suero pasará a los cilindros inflables consiguiendo así la rigidez. Para desinflar la prótesis, es suficiente presionar sobre los cuerpos cavernosos hasta su vaciado completo.
  4. b) de tres componentes: se asemejan a la erección natural y consiguen un estado de flacidez casi fisiológico. Además de los cilindros, se componen de una bomba (que se coloca en escroto) y un reservorio (detrás del pubis) conectados entre sí. Esta bomba presenta dos botones para el vaciado y llenado de los cilindros. En la fase de vaciado, el suero queda alojado en el reservorio. En vista de todo ello, son las de mayor coste económico.

DR.NELSON DÍEZ

CONSULTA CON EL DOCTOR

    Acepto el aviso legal y política de privacidad de esta web.
    Acepto el uso de mis datos con fines publicitarios/comerciales.