UROLOGÍA GENERAL

¿Qué es la urología?

Los urólogos somos los médicos encargados del estudio del tracto urinario y de todas las enfermedades que con él se relacionen.

¿De qué está compuesto el tracto urinario?

El tracto urinario está compuesto por los riñones, uréteres, vejiga y uretra. El riñón es el órgano encargado de la filtración de la sangre para la posterior producción de orina, con la que eliminaremos todos los elementos a desechar. Cuando nuestro organismo ya ha producido la orina la canalizamos a través de los cálices y pelvis renal. Después de esto la orina desciende a través de los uréteres hasta llegar a la vejiga. Una vez ya allí, la orina se almacena de forma progresiva hasta que alcanza su máxima repleción y se procede a una micción voluntaria a través de la uretra.

¿Qué patologías tratamos con la urología general en hombres y mujeres?

Son diversas y frecuentes las patologías de esta especialidad médica, entre ellas las más habituales suelen ser:

Las patologías infecciosas e inflamatorias como la infección de tracto urinario tanto superior como inferior.

Las enfermedades de transmisión sexual entre las que destacan el VPH (virus del papiloma humano), la gonorrea, sífilis, uretritis, etc).

Los cálculos renales, ureterales y vesicales. Es importante destacar que el 30% de cualquiera de nosotros durante su vida podrá experimentar síntomas relacionados a las piedras (cólicos de riñón, sangrado al orinar (hematuria), alteraciones en la micción, fiebre, etc). Otro motivo de consulta frecuente lo constituyen los dolores abdominales secundarios a inflamaciones del tracto urinario: renales, ureterales y vesicales; el síndrome de vejiga dolorosa y las cistitis crónicas.

Además, en la urología masculina no solo estudiamos el tracto urinario superior e inferior sino que además de la uretra péndula incluimos todos los órganos sexuales masculinos: pene y testículos. Un motivo frecuente de consulta son las alteraciones mecánicas e inflamatorias de los mismos como por ejemplo la fimosis y parafimosis; las balanitis en cualquiera de sus variedades, las lesiones genitales externas (verrugas, cicatrices, tumoraciones, inflamaciones, abscesos, etc) y los dolores testiculares. El dolor testicular es un motivo importante y habitual de consulta al que hay que prestarle especial relevancia por las patologías vasculares y tumorales de importancia que pueden estar provocando dicho síntoma y que deben de resolverse con la mayor rapidez posible.

Otro motivo usual de consulta en los hombres son las alteraciones morfológicas escrotales de los cuales los más frecuentes e importantes son los quistes de epididimo, los hidroceles y las hernias.

DR.NELSON DÍEZ

CONSULTA CON EL DOCTOR

    Acepto el aviso legal y política de privacidad de esta web.
    Acepto el uso de mis datos con fines publicitarios/comerciales.