SALUD PROSTÁTICA

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula que está ubicada justo por debajo de la vejiga del hombre y está atravesada por la uretra, la cual conecta la vejiga con el exterior a través del pene, y permite evacuar la orina. Posee el tamaño de una nuez, y tiene como función junto a los testículos y las vesículas seminales producir semen. Esta se encuentra justo por delante del recto por eso es factible su exploración mediante el tacto rectal.

La próstata juega un papel importante en la función adecuada del tracto urinario en el varón así como en el correcto funcionamiento de la esfera sexual. Con los años por la influencia hormonal y el envejecimiento esta glándula tiende a crecer y a cambiar, lo cual provoca una serie de trastornos que repercuten en la calidad de vida de los hombres y en muchos casos en la aparición de ciertas tumoraciones.

¿Qué trastornos puede ocasionar una incorrecta salud prostática? 

  • El cáncer de próstata es el cáncer más frecuente en el varón y puede ser detectado a tiempo mediante una exploración rutinaria físicay analítica mediante la detención del PSA. Como aclaratorio, diremos que el PSA responde a las siglas en inglés Prostatic Specific Antigen (antígeno prostático específico), y es una proteína producida por las células normales así como por células malignas de la glándula prostática. El análisis del PSA mide la concentración del PSA en la sangre de un hombre. En la consulta urológica hacemos el diagnóstico (examen físico, resonancia magnética, biopsia por fusión de imagen) tratamiento médico y quirúrgico de esta enfermedad así como el posterior seguimiento pormenorizado.
  • La hiperplasia prostática (HBP) es un motivo muy frecuente en nuestras consultas. Cuando detectamos hiperplasia prostática en un hombre no solo empeora notablemente su calidad de vida desde el punto de vista urinario sino que afecta dramáticamente la calidad del desempeño sexual del mismo (impotencia, problemas eyaculatorios, etc). Es importante un diagnóstico certero y oportuno para iniciar tratamiento médico adecuado lo antes posible mejorando así la calidad de vida y evitando sus potenciales complicaciones (infecciones crónicas, piedras, sangrado, daño vesical y renal). En aquellos casos donde el tratamiento médico ya no es adecuado o es insuficiente contamos con las últimas tecnologías en cirugía prostática mínimamente invasiva (láser, cirugía laparoscópica, etc) para la resolución definitiva del problema.

Otros motivos usuales de consulta son:

  • La inflamación de la próstata (prostatitis).
  • Dolor pélvico crónico.
  • Patologías con dramática afectación de la calidad de vida que precisan de un diagnóstico preciso y un rápido inicio de tratamiento para evitar dolencias crónicas y complicaciones.

Los hombres asintomáticos sin antecedentes familiares cuya edad oscile entre los 45 y los 50 años de edad deben acudir a revisión con su urólogo una vez al año para comprobar que todo funciona correctamente y no se presentarán problemas futuros graves más difíciles de resolver siempre que los podamos detectar a tiempo. Aquellas personas que sí cuenten con antecedentes familiares destacables deben acudir antes a revisión anual, sobre los 40 o los 45 años de edad. Por supuesto, siempre que se tenga síntomas, el paciente deberá acudir inmediatamente a verse con el doctor especialista.

DR.NELSON DÍEZ

CONSULTA CON EL DOCTOR

    Acepto el aviso legal y política de privacidad de esta web.
    Acepto el uso de mis datos con fines publicitarios/comerciales.